sábado, 28 de noviembre de 2009

Consejos de cómo hacer un pedicure en casa

El mejor accesorio para tus sandalias favoritas son unos pies bien cuidados y unas uñas pulidas y perfectas. Sea que no te alcanza el tiempo para una pedicura profesional, o simplemente quieres obtenerla a un costo más bajo, deja que te conduzca a través de los pasos más importantes que te dejarán con los pies suaves y hermosos.

•Lo primero que debes hacer es cortarte las uñas en forma recta, sin curva. Usa una lima para suavizar los extremos, prestando especial atención a los costados. La mejor forma: cuadrada con bordes redondeados.


•Remoja tus pies durante cinco minutos en un recipiente (o en la bañera) con agua caliente. Añade una taza de sal Epsom (un desinfectante natural) o tu aceite o espuma favorita para el baño. También puedes remojarte los pies en leche tibia y añadir unas gotas de tu perfume preferido.

•Usa una piedra pómez para suavizar tus talones, todos los lugares donde se apoya el pie y la parte exterior de tus dedos meñiques.

•Usa la punta de una lima para empujar suavemente las cutículas hacia atrás, y luego, con un pequeño cepillo mojado con un producto para exfoliar repasa el área donde tu uña se encuentra con la piel.


•Enjuaga y seca tus pies, y aplícate una cantidad generosa de tu humectante para los pies. Déjalo unos cinco minutos, vuelve a enjuagarte y seca tus pies con una toalla.


•Aplica una capa de esmalte de base, dos capas de esmalte de color y finalmente una capa de esmalte para terminar: tus uñas lucirán brillantes y pulidas.


Consejo: Aplica a tus uñas una capa de esmalte para terminar tres días después de tu pedicura, y luego cada tres días para evitar que el esmalte se descascare. Siempre presta especial atención al reborde de la uña, que tiene mayor tendencia a descascararse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada